Los apliques de pared sirven como elemento de iluminación decorativa que nos permite realzar objetos y ángulos importantes dentro de cada estancia.

Ideales para ser el foco principal de iluminación en pasillos o estancias pequeñas y para complementar la iluminación de estancias amplias.

Los apliques clásicos KloBe están fabricados en latón y decorados con cristales Asfour. Sus formas y la abundancia de labrados y elementos decorativos nos hacen recordar el esplendor de épocas pasadas. Las diferentes combinaciones de luces nos permiten elegir el grado de intensidad lumínica que deseamos en cada estancia.

Combínalos con el resto de piezas de la colección y crea un espacio único en tu hogar.

Apliques de 1 luz

Apliques de 2 luces

Apliques de 3 luces